Próximos eventos

Curso “7 días para toda la vida” del 18 al 24 de Febrero de 2023 – Wangfulness

¿QUIERES SABER QUIÉN ERES Y PARA QUÉ HAS NACIDO?

¿DESPERTAR Y TRANSFORMARTE HASTA SER QUIEN ERES?

TÚ ERES LA FELICIDAD QUE BUSCAS.

TODOS LOS RECURSOS ESTÁN EN TI.

AL DESCUBRIRLOS, TE DARÁS PERMISO A CONSEGUIR TUS OBJETIVOS, DISFRUTANDO LA VIDA.

Descubre cómo gestionar tus 6 Consciencias mediante el único Curso que responde a estas preguntas en un retiro de sólo 7 días: “El mejor viaje imaginable” según el 99% de los alumnos.

El Proceso Wang se basa en un Curso vivencial en inmersión total de Autocoaching que te permitirá entenderte para siempre, gracias a que podrás alcanzar un alto grado de Autoconocimiento y Autogestión. Las técnicas aprendidas, te permitirán re-conectar con tu verdadera identidad y sacar tu máximo potencial, tus valores y fortalezas y diseñando la vida que realmente quieres, no la que los demás esperaban de ti.

Sanarás tu Autoestima sin egoísmos, dejando de vivir dependiente de los demás o de tus comportamientos automáticos. Al adquirir un estado mental de paz interior,  es fácil superar tus mecanismos de auto sabotaje, descubrir lo que da más sentido a tu vida y re-dirigirla con efectividad, alcanzando un estado de felicidad de base, que te permitirá afrontar con plenitud de recursos todas las circunstancias de la vida. Parece un sueño y lo es. (El curso del milagro, le llaman…)

Un retiro de 7 días únicos, en el que transformarás toda tu vida en positivo, porque cuando descubrimos que todo lo que hemos vivido tenía un sentido de crecimiento espiritual, nos reconciliamos con La Vida. Vivirás experiencias sorprendentes, únicas y apasionantes al aflorar tu potencial castrado. Aprenderás a darte valor para SER quien eres y enfocarte al éxito desde ya! En sólo 7 días, a través de ejercicios vivenciales, músicas maravillosas que abrirán tu mente, visualizaciones generadoras de silencio y tranquilidad interior, limpiarás tus conflictos internos de forma automática y transformarás la manera de percibir y actuar en la vida, re-orientándola a tu Misión, aprendiendo a fijarte objetivos trascendentes y conseguirlos.

Descubrirás que el mundo no es como lo vemos. Que lo que vemos depende de cómo lo miramos. Aprender a cambiar la actitud personal nos permite descubrir que cada problema encierra una solución liberadora que nos hace crecer para ser más felices. Que la salud y la felicidad sólo dependen de nosotros y de la manera como afrontamos la vida. Aceptar lo que nos llega con Actitud positiva, es fundamental para recuperar el amor propio, la paz y el silencio interior de forma permanente. Sólo así podemos ver las enormes oportunidades que la vida nos ofrece a cada instante y vivir la vida como una aventura apasionante. El mundo no está contra nadie; La Vida es para ser disfrutada!

Por fin descubrirás que todo está en tus manos, pero no sabías cómo hacerlo.

PROCESO: Se inicia realizando el Cuestionario Wang, cuyos resultados permiten comprender para qué puede servir hacer el Curso en una entrevista con Tino Prat. Unos días de reflexión. Una reunión de preparación en la que se tiene en cuenta la génesis de tus programas y tu historia familiar. La inmersión total de 7 días en La Roca. 21 días de consolidación con cientos de audios, herramientas y lecturas, reuniones individuales, grupales y constelaciones post curso. Revisión a los 3 meses comparando los resultados del Cuestionario Wang pre y post inmersión. Y si quieres seguir creciendo, meditaciones, talleres, encuentros y cursos que darán continuidad a tu mantenimiento y mejora.

ANEXO: extracto del Artículo ¿POR QUÉ NOS AUTO SABOTEAMOS?

“… inconscientemente preferimos no afrontar nuestros problemas porque nos acomodamos a seguir mal, antes que indagar, por miedo a descubrir errores cometidos, cosas de las que no nos sentimos orgullosos, o decisiones en las que no estamos seguros de haber acertado y tenemos miedo a verlas, porque entonces nos sentiríamos vulnerables e imperfectos. No nos gusta ver nuestros defectos por miedo a debilitar nuestra autoimagen, por eso preferimos seguir autoengañándonos aunque eso implique no aprender a superar nuestros problemas y tener que repetir patrones caducos que nos sostienen en la infelicidad. Preferimos vivir en la incertidumbre y la incompetencia emocional por miedo a ver la realidad por si no nos gusta y sobre todo por si nos llevara a querer cambiar demasiadas cosas de nuestra vida, cuando en realidad suele suceder todo lo contrario; lo más habitual es que no cambiamos nada de nuestra vida, sino la actitud: simplemente aprendemos a interactuar con mucha mayor amorosidad y merecimiento, alcanzando el bienestar que nos negamos por nuestra falta de consciencia. Preferimos no cuestionarnos nada y seguir viviendo en la ignorancia antes que tener que afrontar saber la verdad, por si al descubrirla me siento obligado a tomar decisiones hipotéticamente dolorosas. No nos damos cuenta que lo verdaderamente doloroso es mantenernos en la ignorancia, pues el cuerpo es sabio y la incertidumbre nos estresa y somatizamos enfermando, aunque no sepamos interpretarlo y prefiramos taparlo con una tirita, tomando un medicamento, un ansiolítico o una pastilla para dormir, con lo que el problema empeora en lugar de solucionarse definitivamente. Y así pasa el tiempo y nuestra vida.

¿Por qué no cambiamos? ¿Por qué nos cuesta tanto afrontar la incertidumbre? Porque inconscientemente creemos no merecer ser felices. De hecho, sería una deslealtad a nuestros patrones aprendidos en la infancia, a nuestro propio personaje, ese que nos creemos ser (equivocadamente) y a todos los miembros que no fueron felices de nuestro árbol familiar. Hay que ser muy valiente y muy fuerte para atreverse a salir de la zona de confort, esa en la que “…cuando no estoy mal, no estoy bien”, como dijo Davichón un día en clase…

La solución está en reinterpretar la propia vida, ordenando memorias reprimidas que no pudieron ser integradas por falta de recursos en la infancia. Eso facilita entender a nuestros padres como “culpables sin culpa”, reconciliándonos con nuestros orígenes y dándonos el permiso a sentirnos orgullosos de nosotros mismos y nuestro árbol, sanando nuestro amor propio al sanar la relación con quienes nos dieron la vida, sintiéndonos inmediatamente con permiso al éxito, al amor y a la felicidad. Es la única forma para transformar los viejos comportamientos de sabotaje en éxitos merecidos.”

 

Estadísticas

 Experiencia de Mentoring de acompañamiento desde 2002.

  • El curso se imparte desde 2007.
  • Más de 850 alumnos lo han hecho.
  • El 26% repite Curso o realiza el 2º nivel (Curso Guión de Vida de 4 Días)
  • Un 31% hombres y un 69% mujeres
  • Un 12,3% de los alumnos llegan con depresión y/o adicciones, tomando química
  • El 95% deja los fármacos de ayuda psicológica poco después del Curso
  • Edades entre 16 y 85 años
  • Media de edad de los alumnos 42,4 años
  • 71% de Barcelona, 15% de Miami+Colombia+México+Argentina.
  • 27% Empresarios, 23% Profesiones liberales, 16% altos directivos, .

¿Por qué se apunta la gente?

  • Un 35,3 % en crisis (pareja, trabajo o personal)
  • Un 58,7 % manifiesta estar bien y tenerlo “todo en la vida”, pero “falta algo”: dar sentido a su vida, comprender el para qué ha nacido, saber quién es, conocer su misión, recuperar la ilusión, tranquilidad, mejorar las relaciones…
  • Un 6% de las personas que realizan el curso apuntan que ya son felices y están alineados con su Misión de Vida pero quieren seguir descubriéndose y creciendo.

Bases metodológicas del Modelo Wang de las 6 consciencias

Técnicas específicas para cada uno de los 6 niveles de conciencia. Desde aprender a dialogar con tu propio cuerpo, Yoga y respiración, constelaciones, PNL, AT, hasta las sofisticadas técnicas de control mental que ayudaron a Tino Prat a salir de su segunda quiebra económica y existencial en 1990, que le llevaron a renacer con increíbles éxitos, en lo personal y en lo profesional en muy pocos meses. Son técnicas basadas en entrenamiento de control mental, induciendo la sincronicidad cerebral con ayuda de luz y sonido.

 

Impartido por Tino Prat y acompañado por Cristina y Amalia Prat.